viernes, 15 de octubre de 2010

Vespa Primavera en restauración - #3

Saneamiento y reparación de chapa

Hoy reparamos una de las zonas que se encontraba en peor estado: la guantera de la cacha izquierda. 

Lo primero es eliminar cualquier óxido con el que nos encontremos. Para esta tarea necesitaremos un taladro y varios cepillos de alambres para poder llegar a todos los rincones.
Muy importante: GUANTES, MASCARILLA Y GAFAS (ya no es la primera vez que tengo que ir al médico a sacarme algún elemento extraño de los ojos... y no es precisamente una experiencia muy agradable)
 
Como ya os había dicho, esta Privamera estuvo tirada en un gallinero durante mucho tiempo y resulta que una de las gallinas, tenía el vicio de sentarse en la tapa  y poner los huevos dentro de la guantera de la moto.
Por si no lo sabeis, la mierd* de las gallinas es de las más corrosivas que hay...  y con los años, dejó la guantera con unos podridos en la chapa que daba miedo mirarlos.

Dado que resulta muy difícil sustituir la guantera por otra, opté por tapar los agujeros con fibra de vidrio y resina. 

Es una técnica muy simple: solo has de recortar pequeños trocitos de fibra, colocarlos en el lugar que sea necesario e ir aplicando poliester con una brocha hasta que veas que la capa resultante sea resistente.
Una vez que esté seco, lijaremos, aplicaremos imprimación y después pintura como si fuese una chapa más... así de simple!

Ahora volvemos a la parte exterior de la guantera, donde por culpa de una caída, la moto tenía un bollo bastante importante.


Primero, enderezamos la zona todo lo que sea posible utilizando un "tas" de chapista, o en su defecto unos martillos.
Como esta zona es de muy difícil acceso, no me quedó más remedio que rellenar con mucha masilla de poliester...

Mezclamos el poliester con su catalizador según la proporción que nos marque el fabricante y aplicamos: en este caso, la proporción es de 3/1 (3 de poliester por 1 de catalizador)

Rellenamos sin miedo, con ayuda de una espátula grande. Aplicamos "a saco", sin miedo, ya que deberemos lijar una vez que esté seco y volver a aplicar nuevamente... es siempre igual: aplicamos poliester y lijamos, volvemos con poliester y volvemos a lijar... así hasta que el resultado iguale toda la superficie lo más posible:

Para saber si la superficie está bien reparada, has de hacer la siguiente operación: después de aplicar poliester y lijar (a poder ser con una lijadora circular) pasa la palma de la mano suave repetidas veces adelante y atrás... tu propia mano será la que te diga donde te sobra y donde te hace falta más poliester. En mi caso, marco las faltas con esos circulos de puntitos que ves en la foto. Para acabar la operación, necesitaré aplicar más poliester en esos círculos y volver a lijar... así hasta que crea conveniente.

¿Te sigue pareciendo difícil? Pues aquí te dejo más info sobre fibra de vidrio, resinas y masilla de poliester para carrocerías.  manual trabajar fibra de vidrio y manual trabajar masilla de poliester.

En este momento, y a espera de una manita de imprimación, el chasis está rociado con un tratamiento anti-óxido que lo vuelve de este color grisáceo. Continuará...


PD:  me gustaría aclarar que las entradas de este tipo, van dirigidas a tod@s aquellos que se estén planteando hacer ellos mismos la restauración de su vespa y que sean novatos en el tema... mi intención es la de hacerles ver que no es tan dificil como parece en un principio. Que nadie se tome mis publicaciones como referentes...  simplemente, como una opción más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario