lunes, 29 de noviembre de 2010

La joya de la Corona

El pasado 16 de Julio, el amigo Maño se agenció una Yamaha Tx 750 del '72: un bicho raro del que ya os expliqué algo en el anterior blog. El cuento es que yo la probé y claro... caí en sus redes. Al final, el muy liante se trajo otra de Francia y me la empaquetó (o se la supliqué, ya no me acuerdo)

Al tema: por culpa de la última normativa de emisiones,  a partir del mes de Junio del 2010, todo bicho motorizado que venga de fuera de España, ha de ser matriculado como Vehículo Histórico... con el consiguiente calvario. Despues de muuuchos trámites... (cosas de la  burrocracia) esta semana tenemos cita en el Laboratorio de Vehículos Históricos de Ferrol, para que el correspondiente ingeniero mida las motos y elabore un informe del que nacerá la ficha técnica española.

De momento, nos consolamos ruteando por ahí con las horrendas placas verdes y luchando con el resto de Yamahistas por los pocos repuestos que quedan de esta moto. Ayer mismo me llegó un juego de platinos desde Canadá... originales de la época y a un precio de risa (a ver si aprenden en lamaneta)

Ya os contaremos... salú!


6 comentarios:

  1. Como te vengas por Ferrol, y no me llames para tomar un café... o lo que haga falta en la Invernovespa te crujo....

    ResponderEliminar
  2. ¿ A que hora ?, porque cerquita del laboratorío han abierto un mejicano.....

    ResponderEliminar
  3. ah carallo!! creo que sobre las 4, pero ya te informaré.

    ResponderEliminar
  4. moreno! véndelos en LaMangueta por 100€!
    non tes collóns!

    ResponderEliminar
  5. jajajajaj, pois era unha idea cojonuda!!

    Entre portes e o precio que ti dis, quédanme 100 euretes limpios!!!

    ResponderEliminar