jueves, 16 de septiembre de 2010

Trofeo Galego de Motos y Scooters Clásicas

Este fin de semana en el Circuito de A Magdalena - Forcarei, se celebra una nueva prueba del campeonato Gallego de Clásicas, en las modalidades de Moto y Scooters.  Allí estaremos, haciendo fotos y disfrutando del tema y el olor a Castrol TTS. 

Más info en ScooterNing

Aquí os dejo un video de la última prueba del campeonato, celebrada en Porriño.

BricoVespa: cala para el depósito de gasolina

Lo sé: es una chorrada... pero a mi me ha resultado muy útil y por eso lo comparto.

Seguro que much@s de vosotros teneis una Vespa sin aforador de gasolina (el aparatejo que te dice cuanta gasofa llevas) y que muchas veces resulta indispensable a la hora de repostar. ¿No os ha pasado lo de llegar a una gasolinera, abrir el tapón y decir: "carajo... no veo nada ¿cuanto le pongo?" 


Pues para saber cuanta gasolina llevo y cuanta le puedo poner (y así calcular el aceite que tengo que añadir), me he fabricado una cala para el depósito con una hoja de sierra vieja. Repito: lo sé, es una chorrada... pero a mi me funciona. 

No penseis en patentarlo porque estas calas ya existen y rondan los 10€ (a los que tienes que sumar los gastos de envío), pero si te quieres ahorrar los 15€ que te cuesta la tontería, ahí va el brico:

Material:  
Un trapo viejo
Disolvente
1 hoja de sierra vieja
1 metro
1 radial con disco de hierro

Tiempo estimado:
A no ser que seas muy muñón, esto no te lleva más de 5 min.

Modo de Realización: 1º se pilla el trapo viejo y se empapa de disolvente para limpiar la pintura y los residuos de la hoja de sierra. 2º desde un extremo mides 6cm con el metro y haces una marquita con un rotulador. A partir de ahí, realizas otras 6 marcas, pero distanciadas cada 2 cm. Pues bien, ahí tienes los 7 litros que lleva la vespa. Ya puedes hacer cortes con la radial tal que así:

OJO, estas medidas corresponden al depósito de las Sprint 150 y 160, GT, CL, DN, DS y  PX. 

Alguno se preguntará ¿por qué la primera marca va a 6cm del extremo y la otras cada 2 cm? pues porque el fondo del depósito de la vespa no es plano y por tanto, necesita más centímetros para llegar a la capacidad de 1 litro. En caso de que tengas una vespa con un depósito distinto, el truco es bien fácil: vacías el depósito y lo vas rellenando litro a litro,  al mismo tiempo que vas midiendo y haciendo marcas a tu hoja de sierra. Otros, sin embargo, dirán ¿y porque no voy directamente con una regla de 30cm y ya me ahorro el rollo de tener que cortar? pues porque la gasolina te borrará los números... una regla vale, claro que vale, pero practícale unos cortes.

Ahora cuando llegues a la gasolinera ya no tendrás que echar gasofa a ojo... ni mirar con el mechero a ver cuanto te queda (verídico)... la metes por el agujero de llenado, compruebas lo que te queda y calculas... así de facil.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Scooters del mundo

 FEBO - El scooter español que nunca se fabricó

Comenzamos una serie de entradas sobre otros scooters de los años '50 y '60, que sin lograr el reconocimiento de vespa o lambretta, tienen su hueco en la historia de las motocicletas. Hablaremos de algunos más conocidos, como el ISO, el Durkop, o el CZ, pero tambien de otros modelos menos comunes e incluso de prototipos como el que hoy os presento: el FEBO 125

Del FEBO se sabe muy poco: básicamente que nunca se llegó a fabricar,  sobre todo debido a la entrada en nuestro país de las vespas y las lambrettas de fabricadas bajo licencia y  a su rápida expansión. Los libros de historia, hablan de un scooter muy avanzado para los años 50: carrocería autoportante con un chasis muy similar al de cualquier automovil, ruedas de 8'', suspensión delantera monoamortiguador con horquilla telescópica y rueda de repuesto bajo el maletero situado en la parte delantera.
El motor era un 125cc de dos tiempos de fabricación propia (cuando la mayoría optaba por encasquillar un "williers") con refrigeración forzada por aire, encendido por bobinas de alto voltaje, 4 marchas, transmisión primaria por rodamientos helicoidales y una unusual correa trapezoidal para la transmisión final.  Se empezaron a fabricar los primeros prototipos (de los que nada se sabe) pero nunca salió de las cadenas de fabricación por culpa del  miedo  al fracaso (las vespas y lambrettas con licencia española, arrasaban en el mercado y FEBO no podía competir en precio) 

Como curiosidad, cabe destacar su gran parabrisas de serie y  un enorme y luminoso faro frontal en la base del maletero (que alojaba la rueda de repuesto y las herramientas). Debajo del asiento se escondía el depósito y un asiento supletorio para el pasajero: bastaba con abrir el capó trasero para acceder a este asiento y colocarlo por medio de un tubo de metal. 
Una joya que nunca podremos disfrutar... tendremos que imaginarnos como quedarían unos cuantos FEBO en las concentraciones de scooters que conocemos.

Salú!

martes, 14 de septiembre de 2010

Crónicas de un peregrino...

... en vespa!

Pues si, la Xacovespa (IV Volta a Galicia en Vespa) ha llegado a su fin. Durante los días 11 y 12 de Septiembre,  nos hemos dedicado al Camino de Santiago en cuerpo, (vespa) y alma. Entre Avispados, Golfos Ártabros, Vespeinados y Scutres, nos hemos juntado unas 62 personas, rodado más de 500km en compañía y disfrutado de unos paisajes y  unas jornadas de hermandad y convivencia que nos han unido un poco más.

El plan era reunirse todos el sábado en Monforte de Lemos, entre las 5 y 5.30 de la tarde.  Los miembros del Scutre Clú salimos a las 3 de la tarde con el sol en lo alto y unos 30º... llegamos puntuales a la cita al mismo tiempo que los Vespeinados y Avispados.  Besos, abrazos, risas, una cervezota y rumbo a Pedrafita.

El paisanaje y el paisaje fueron espectaculares... el tramo que une Quiroga con Folgoso do Caurel, es digno de un ejemplar del National Geographic. La carretera era muy estrecha y virada, incluso tuvimos que engranar la 1ª para negociar ciertas curvas que parecían sacadas de un Excalextric. Exhaustos y derrotados (que queda mucho más fino que decir "con el culo roto") llegamos a Cebreiro con el hambre en los estómagos, los ojos rojos por culpa del aceite 2t  y el culo... y con el culo roto (al final lo he dicho)

Cenamos en el Hostal García, que sin previo aviso, preparó manduca para 42 scooteristas hambrientos y con gana de bebercio...  12 de la noche, cada mochuelo a su olivo. A la mañana siguiente vendrían los Golfos Ártabros desde Coruña: 180km de un tirón, repostaje y de nuevo en ruta.

El domingo amaneció nublado, pero despejó antes de las 11. Recibimos a los golfillos y "on the road again". Antes hicimos una parada para hablar con Patricia Blanco, corresponsal de la Voz, que nos regala esta crónica.

La ruta por Samos - Sarria - Portomarín y hasta Melide fue espectacular: mucho peregrino, paisajes espectaculares (impresiona ver el embalse de Belesar casi vacío) y comida en Melide a las 4 de la tarde, donde nos despidieron con vítores y algo de vino los amigos de  "A festa dos borrachos". A eso de las 6 estábamos en Santiago haciendo la foto de familia en el Obradoiro y pensando ya en pillar la cama.

Percances? creo que un pinchazo. En fin, que la IV volta a Galicia en Vespa se ha acabado... Viva la V volta a Galicia en Vespa! 

Si quieres ver más fotos, mira en la Galería Vespadicto.

"Compostelana vesperegrina sellada en distintos establecimientos entre Pedrafita y Santiago"